Fiesta de bienvenida

Estoy en el chalet de un vecino que se acaba de mudar al barrio, y está haciendo una fiesta de inauguración por todo lo alto en el jardín. Allí, entre tanta gente estabas tú, con tu marido, lanzándome miradas de tan sólo un segundo que rápidamente conseguías disimular. Según fue pasando la tarde, el sol se había puesto, oscureciendo de inmediato todo el jardín, por lo que los farolillos eran ya los protagonistas de iluminar aquel tan festivo escenario. El alcohol ya corría arduo por nuestras venas, las miradas ya no eran tan sólo de un segundo, no había que estar muy ciego para darse cuenta de que ya estabas más pendiente de mí que de él, joder, os he escuchado follar tantas veces a través de la pared, que me puedo imaginar cada centímetro de tu dulce piel, me excita cada gesto que haces, siento el irrefrenable deseo de poder tener algo más contigo.

En un momento dado tu marido se retiró a charlar dilatadamente con otro grupo de vecinos, se traían un negocio entre manos y estos eventos eran ideales para acercar posturas laborales. En uno de nuestros cruces de miradas, me lanzaste una mirada interminable, una invitación a que tú también me deseabas, te mordiste el labio inferior mientras me achinabas los ojos a modo de mensaje, estabas loca por comerme, y yo por devorarte, me acerqué a ti lentamente, con mi copa en la mano, y te di dos besos, quizás hayan sido los dos besos que más lentamente haya dado en mi vida, los disfruté, y aproveché para olerte sin disimular el perfume de cuello, quería emborracharme del olor de tu piel, no sabía cuando sería la siguiente oportunidad de semejante regalo.

Me di cuenta que te temblaba hasta la copa, no podías articular palabra, pero pronto entendí que lo que no querías, era hablar. Me agarraste por la chaqueta y nos dirigimos hacia el trastero, no teníamos tiempo, nos podrían pillar en cualquier momento pero el alcohol y nuestro irrefrenable deseo no nos dejaban pensar con sensatez. Sin articular palabra, subí con mis dedos tu cabeza y te olí el cuello de arriba a abajo, rozándote con mis labios cada milímetro de tu garganta.

– Me vuelves loca, hijo de puta. -Me susurraste casi gimiendo.

Me dirigiste mi mano por dentro de tus inmaculados vaqueros pitillo de color blanco, estabas empapada, perfectamente depilada, aparté tu braguita brasileña de color mostaza y comencé a masturbarte con delicadeza, pronto mis dedos comenzaron a arrugarse por tu humedad mientras iban subiendo ritmo poco a poco, más y más rápido… no tardaste en correrte, empapaste mi mano al completo con tu tremendo orgasmo, que vino acompañado de un temblor repentino de piernas que te sacudió, y de un salvaje gemido que tuviste que disimular apretando tus dientes.

Acto seguido, te atreviste a bajarme la cremallera, te pusiste de rodillas y comenzaste a probar con tu boca mi sexo, que a esas alturas estaba ya empapado y endurecido al máximo nivel, tus movimientos eran salvajes, perfectos, tenías ganas de probarme, y yo, cada vez más cachondo, acompañaba tus movimientos de cuello agarrándote del pelo con mis dos manos, como follándome a tu boca con cada vez más decisión.

Pronto me hiciste estallar como un volcán en erupción, mi cuerpo te avisó de que estaba al límite, pero tú, abriste fielmente tu boca para esperar calmar tu sed, sin retroceder ni un sólo milímetro, hasta que tu garganta se llenó de mi más puro y convincente placer, hasta que quedaste saciada.

Como buenos invitados que somos, no manchamos nada, porque te guardaste para ti todo lo que aquella tarde salió de mi ser. Ese día, había comenzado todo, en aquel trastero, habíamos tenido nuestro primer encuentro.

FIN

6 respuestas a “Fiesta de bienvenida

  1. Gran historia de 10, felicidades otra vez más no me cansaré de darte las gracias x como expresas todo, detalle a detalle es todo un lujo leerte amigo,besotes muy muy grandes🔝💯🌹😘😘😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s